Los rasgos que nos definen


  • Confianza en la persona. Creemos que cada persona encarna un talento y nuestra obligación es decubrirlo, estimularlo y aprovecharlo para que esta persona se desarrolle feliz.
  • Alegría. Creemos en un Dios que nos ama de forma incondicional y que se nos ha dado a conocer a través de Jesús de Nazaret que nos invita a vivir agradecidos y alegres, y a evangelizar desde esa misma alegría.
  • Pasión y entusiasmo por la educación. Lo que sucede en las aulas, la experiencia de los alumnos, los sueños de sus educadores, las inquietudes de las familias que confían en nuestro proyecto… todo esto nos apasiona y nos entusiasma.
  • Innovación y creatividad. Creamos climas de confianza y creatividad en los que mantenemos la mente abierta en busca de soluciones y mejores respuestas a los retos que asumimos.
  • Espíritu de cambio. Vivimos en constante renovación y buscamos anticiparnos a los cambios para ofrecer hoy lo que será mejor para mañana.
  • Unidad. Acogemos la diversidad como riqueza al servicio de un proyecto común. La convivencia y el trabajo en equipo son el lugar natural de la experiencia educativa y el motor de cada uno de nuestros colegios.
  • Justicia. Queremos hacer un mundo mejor y más habitable, por eso educamos en el compromiso por la justicia, la solidaridad, el respeto por los derechos humanos, la diversidad y la conciencia ecológica.
  • Compromiso con la calidad. Nuestro compromiso es ofrecer experiencias educativas donde la calidad esté al servicio de las personas.

Estos 15 valores institucionales tienen como protagonista a la persona y emmarcan la amplia propuesta de valores procedentes de todas las instituciones originarias de los colegios asumidos por FEC. 

Desde todos los centros trabajamos cada uno de estos valores para convertirlos en parte de la interioridad de nuestros alumnos.