Perfil del alumno FEC

En FEC creemos que no existe una educación neutra. Queremos educar un modelo concreto de persona, pero esto no excluye el respeto al crecimiento y a las peculiaridades de cada individuo (educadores, educandos, familiares…), ni a las opciones vitales que puedan ir tomando en su vida.

Educamos para que cualquiera de nuestros alumnos, al terminar su periodo de formación, se convierta en un ser humano equilibrado, agradecido, competente, libre, comprometido… y por encima de todo, feliz.

Jesús de Nazaret es nuestro primer modelo de persona y nuestra mayor inspiración.