Teresa Romo, secretaria ejecutiva, nos desea a toda la gran familia FEC un Feliz Año 2019 con un inspirador mensaje.

A la comunidad educativa,

El Comité de Dirección de FEC os desea un feliz año 2019 bajo el lema de este curso:  ¡Vive Alegre! y las palabras del evangelio  “que mi alegría esté en vosotros” (Jn 15,11). Nos encontramos viviendo los primeros días del año; ojalá estemos llenos de deseos porque los deseos fortalecen la esperanza y alegran el corazón. 

Se nos vuelven a regalar 365 días. Un año para vivir la vida con todas las consecuencias. Un año de vida es un regalo demasiado grande para echarlo a perder. ¿Alguna vez has sentido en lo más hondo de ti mismo ese deseo profundo de mejorar o de cambiar? Si es así, no dejes que el deseo se escape. Si sientes esa llamada a querer ser mejor, a ser distinto, a ser feliz, atrápala con fuerza y hazla realidad.

Vivir alegre tiene que ver con la felicidad. No hay otra meta más importante en la vida de toda persona. De hecho, es tan importante que se ha convertido en un deseo que repetimos de manera muy frecuente y, de forma especial, a las personas que más queremos. Lo repetimos en cualquier evento y en aniversarios de todo tipo; y, se ha hecho tan común, que se repite de manera más que reiterativa, al comenzar un nuevo año. En cada uno de nosotros reside, en gran medida, la posibilidad de ser un poco más felices en este año que ahora comienza. 

Acabamos de vivir la fiesta cristiana de la Epifanía (manifestación de Dios). El hacer regalos a los niños el día 6 de enero corresponde a la conmemoración de la generosidad que estos Magos tuvieron al adorar al Niño Jesús y hacerle regalos, una fiesta mágica mirada desde los ojos maravillados de los niños. Si perdemos esa mirada ingenua, esa capacidad de ser imantados por lo bueno que vemos a nuestro alrededor, de reír, de alegrarnos con los pequeños gestos cotidianos, de arrodillarnos ante lo bello que descubrimos en las personas…, estaremos perdiendo algo esencial de esa mirada maravillada de niño. 

Nuestro deseo para todas las familias y educadores de nuestros centros es que tengamos esa mirada nueva, inocente, transformadora, evangélica. Sólo así haremos realidad  lo que reza nuestro Proyecto Educativo Institucional: Educar es lograr que cada persona que está en nuestros colegios llegue a ser la mejor versión de sÍ misma. Con esto lograremos que aquellos que tenemos la responsabilidad de educar adquieran una alegría profunda. 

Que este año que empieza nos ayude a vivir desde esa osadía sana de desearlo, de trabajarlo cada día, de hacerlo nuestra bandera y nuestro reto. 

Feliz 2019, 

Teresa Romo, secretaria ejecutiva.

Ver versión PDF