La FEC se une a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que oran, se comprometen y exigen justicia y dignidad para los miles de personas que huyen de sus países por causa de la guerra, del hambre y de la injusticia.

 

"Cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos,conmigo lo hicisteis” (Mt 25,31-46)