Casi 600 personas participaron el día 14 de abril en el webinar FEC “Educadores en la escuela católica. Custodios de la Creación” con Óscar Armando Pérez Sayago.

Debemos custodiar la Tierra, somos parte de ella y nos conecta a todos. Prueba de ello son los más de 570 asistentes que desde distintos lugares participaron ayer en el nuevo webinar FEC, con una vocación común, la de custodiar el mejor regalo que se nos ha dado: la Madre Tierra, la base que sostiene y alimenta todo.

Óscar Armando Pérez Sayago, secretario general de CIEC (Confederación Interamericana de Educación Católica) ofreció a los asistentes una serie de pautas que les guíen, en su día a día, a custodiar nuestra casa común. Entre estas, destacó:

  1. Debemos considerar la Tierra como un todo vivo y sistémico, en el que todas las partes son interdependientes y están interrelacionadas.
  2. Tenemos que cuidar la Tierra como un todo orgánico, manteniendo las condiciones preexistentes desde hace millones y millones de años que propician su continuidad como súper ente vivo.
  3. Para cuidar cada ecosistema nuestro deber es comprender las singularidades de cada biorregión, su resiliencia, su capacidad de reproducirse y de mantener relaciones de colaboración y reciprocidad.
  4. Cuidar la Tierra es principalmente cuidar su integridad y vitalidad.
  5. Cuidar la Tierra es cuidar de los bienes y servicios comunes que gratuitamente ofrece a todos los seres vivos, como el agua, el suelo, los nutrientes, el aire, las semillas, las fibras, el clima, etc.
  6. Cuidar la Tierra implica cuidar decididamente nuestros océanos.
  7. Cuidar la Tierra es cuidar de su incontable biodiversidad.
  8. Cuidar la Tierra es cuidar de su mejor producto que somos los seres humanos, hombres y mujeres, especialmente los más vulnerables
  9. Cuidar la Tierra es cuidar los sueños y utopías de los hombres y mujeres.
  10. Cuidar la Tierra es, finalmente, cuidar de lo sagrado que arde en nosotros.

Tras este decálogo, Pérez Sayago destacó que las claves de la conversión ecológica parten del respeto, la responsabilidad y la relación de interdependencia entre los seres humanos, será entonces cuando logremos custodiar la vida en la Tierra y de verdad será la Casa Común del ser humano.

Para terminar, el ponente destacó una frase muy inspiracional y motivadora con la que el Papa Francisco cierra su carta encíclica «Laudato si'»

“Caminemos cantando, que nuestras luchas y nuestra preocupación por este planeta no nos quiten el gozo de la esperanza” LS, 244. 

Accede a los materiales de este webinar: